Uno de los principales enemigos de los alumnos de nuestro centro de formación en Vinaroz, Castellón, no es la dureza de las pruebas físicas, ni lo riguroso que pueda ser el tribunal a la hora de corregir, ni tan siquiera el resto de opositores que concurren al mismo examen. Probablemente sean los nervios que se producen en los instantes previos a la prueba los causantes, en muchas ocasiones, de que el resultado final no se corresponda con los conocimientos adquiridos a lo largo del curso.

Para la mayoría de los que se matriculan en nuestro centro de formación en Vinaroz, Castellón, el examen al que se quieren presentar puede cambiar su vida radicalmente y, ante ese cambio, a medida que se acerca la fecha de la prueba, van aflorando los nervios y aumentando la ansiedad. Hay varias medidas que puedes tomar a fin de mantener esos nervios controlados. Muchos opositores, cuando se aproxima la fecha del examen, tratan de dedicar mayor número de horas al estudio, quitándolas del tiempo de descanso. Un enorme error. La falta de sueño es un factor que incrementa de forma notable el nivel de estrés. Es preferible que acudas al examen bien descansado a que trates de aprender dos o tres cuestiones, generalmente poco importantes.

Trata de calmar esa ansiedad con ejercicio físico. Cuando planifiques tus horarios de estudio incluye también un tiempo diario al ejercicio, eso te ayudará a eliminar tensiones, a despejar la cabeza, y a eliminar parte de esos nervios. Muchos estudiantes aprovechan esos momentos de ejercicio para escuchar algunos de los temas de la oposición que, previamente, se han grabado en archivos de audio.

Si sigues estos consejos, el día de las pruebas no tendrás problemas para demostrar lo que has aprendido en el Centro de Enseñanza J. J. Formación.