Como centro de formación de Vinaroz (Castellón) queremos dedicar esta nueva entrada del blog a repasar las diferencias entre la policía nacional y las policías locales, por ejemplo, en lo relativo a las pruebas de acceso a ambos cuerpos. 


La primera diferencia es la relativa a las competencias. Lo cierto es que cada uno tiene una misión diferente aunque los dos se focalizan en la seguridad ciudadana. Algunos de los cometidos de los efectivos de la Policía Nacional que se forman en el Centro de Enseñanza J. J. Formación son: la expedición del Documento Nacional de Identidad y de los pasaportes, el control de entrada y salida del territorio nacional, cuestiones relativas a extranjería, refugio y asilo, extradición, expulsión, emigración e inmigración, la investigación y persecución de los delitos relacionados con la droga o colaborar y prestar auxilio a las policías de otros países.


Por su parte, las policías locales se ocupan por ejemplo de proteger a las autoridades de las corporaciones locales y de vigilar sus edificios e instalaciones. Otras funciones son: ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, instruir atestados tras accidentes de circulación, labores administrativas referidas a ordenanzas o bandos, prevenir la comisión de actos delictivos, vigilar los espacios públicos y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, etc. Como centro de formación de Vinaroz (Castellón) te insistimos en que la esencia de ambos cuerpos es la misma y que por lo tanto deben coordinarse y ayudarse en todo lo posible.