En la academia de oposiciones a policía nacional en Vinaroz (Castellón) informamos a los alumnos de cuáles son los requisitos físicos y académicos que se exige para entrar en este cuerpo de la seguridad del Estado y tratamos de resolver todas las dudas que nos planteen.

Y una de las cuestiones más recurrentes en los últimos años en el Centro de Enseñanza J. J. Formación es la compatibilidad entre los tatuajes y el acceso al Cuerpo Nacional de Policía, una cuestión que no está regulada de forma clara en la normativa, pero cuya respuesta se puede tratar de deducir en base a algunos criterios de exclusión, como vamos a explicar a continuación.

Un primer criterio a valorar en lo relativo a la entrevista personal que todos los candidatos deben superar es la que dice que “se investigarán los factores de socialización, comunicación, motivación, rasgos de personalidad, rasgos clínicos y cualidades profesionales”. Así las cosas, en este apartado se puede deducir que el motivo del tatuaje puede ser motivo de exclusión si, por ejemplo, denotan un problema de socialización, una personalidad o actitud contraria a los valores policiales. Estamos hablando de tatuajes con esvásticas, de alguna tribu urbana o ideologías extremas, por poner varios ejemplos.

El segundo criterio que consideramos en la academia de oposiciones a policía nacional en Vinaroz (Castellón) es el lugar y la visibilidad del tatuaje. Si es visible durante el desarrollo de la función policial, será un impedimento claro, pues supondrá que el aspirante no sea apto por motivos funcionales, decoro y autoprotección. Funcionales porque a veces es necesario pasar desapercibidos, decoro porque se considera que puede desvirtuar la imagen del Cuerpo y autoprotección, porque pueda poner en peligro a sí mismo o a sus compañeros en una misión.